A cuatro años de la desaparición de SAS Metropolitano, ex trabajadores marchan en Medellín de Bravo

0
116

Alejandro Ávila/cortesía

Medellín de Bravo, Ver., 16 de julio de 2020.- Este 16 de julio se cumplen cuatro años de la desaparición de Sistema de Agua y Saneamiento (SAS) Metropolitano, para dar entrada a Grupo MAS en los municipios de Veracruz y Medellín de Bravo; más tarde, los pocos trabajadores que quedaban serían igualmente relegados en Boca del Río para dar cabida a la Compañía de Agua de Boca.

Este jueves, en punto de las 9 de la mañana, los ex trabajadores despedidos y quienes luchan por sus derechos laborales que fueron violentados hace 48 meses, marcharon desde la localidad de El Tejar, con rumbo al Palacio Municipal de Medellín de Bravo, para emitir nuevamente su postura al respecto de esta situación, que siguen considerando arbitraria.

Durante el trayecto, hicieron una parada en la Planta Potabilizadora de El Tejar, la cual surte del líquido a los tres municipios antes mencionados y la base de operaciones de las empresas privadas, Grupo MAS y CAB; ahí los manifestantes alzaron la voz y reclamaron los altos costos en el cobro del servicio por parte de las dos empresas, y la pésima estrategia en logistica que se tiene, para solucionar los problemas de la ciudadanía, misma que en los últimos dos años, ha realizado diversas quejas e incluso a tramitado amparos ante la ineficacia de las empresas privadas.

“Los trabajadores del sindicato Teniente José Azueta del SAS, teníamos casi 40 años de haberla estado operando, y que esos 40 años de experiencia, de capacidad, de aptitudes que teníamos todos los trabajadores para resolver todos los problemas que tenía esta planta, hoy esta planta esta a punto de caerse, porque no hay personal capacitado para operarla, porque no tiene mantenimiento, ni preventivo, ni correctivo, para el mantenimiento de esta planta”, declaró en altavoz la líder, Angelica Navarrete.

La planta potabilizadora de El Tejar, surte del 70 por ciento de agua a los municipios de Veracruz, Boca del Río y Medellín de Bravo, y era la principal fuente de trabajo de los ciudadanos de este último municipio; hoy, acusan los ex empleados, operada por personas que no tiene la menor idea de como hacerla trabajar al cien por ciento.

Finalmente, Angelica Navarrete reclamó que el tiempo les ha dado la razón y ha desenmascarado a las autoridades municipales y estatales que aseguraron con la llegada de las empresas extranjeras, habría inversión millonaria para mejorar el servicio de distribución de agua, y se equiparían con tecnología de punta, para resolver los problemas de las tres ciudades; algo que a la fecha, no ha sucedido.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí