Covid tiene en crisis al último papalotero de Veracruz

0
98

Alejandro Ávila/cortesía

Veracruz, Ver., 21 de agosto de 2020.- Sentado en su mecedora que se encuentra pegada a la ventana, así ha pasado sus días de confinamiento Don Rafael Mora Guerrero “el último papalotero de Veracruz”, la pandemia ha mermado sus ingresos, pues si bien antes vendía 4 papalotes diarios, desde que inició la contingencia sanitaria, solo ha vendido 5 en casi 150 días.
A sus 73 años, con afectaciones en sus piernas, por lo que no puede permanecer mucho tiempo parado, Don Rafa relata que la contingencia sanitaria ha sido complicada para él y su familia, pues apenas y les alcanza para comer y por si fuera poco, los medicamentos que toma ha subido su precio.
Con el confinamiento y la tecnología, los niños ya no han salido a jugar al aire libre, los videojuegos y los teléfonos celulares han sido su medio de distracción, y las pocas ventas que tenia de papalotes, juguete tradicional, se han vuelto casi nulas.
“Ha sido malo porque yo no he podido estar afuera y la clientela también tiene que estar adentro para prevenir, si he vendido como 3 o 4 es mucho durante estos meses (…) antes vendía 3 o 4 al día, esta vez no ha salido nada, a veces me pongo a hacer, pero ahí se quedan, los tengo guardados”, dijo.
Sobre la calle Revillagigedo marcada con el numero #821 Don Rafael tiene un pequeño taller color rosa, hay un anuncio que se deslava con la frase “Se venden papalotes”, ahí es donde pasaba la mayoría de su tiempo antes de la pandemia.
Don Rafael fue pescador por 50 años, fue uno de los fundadores de las primeras cooperativas del puerto de Veracruz, pero con el paso de los años sus enfermedades agudizaron y tuvo que dejarlo para convertirse en papalotero.
Antes de la pandemia abría su pequeño taller y entre papel china y varas de carrizo pasaba el día. A veces innovaba, combinaba nuevos colores, les escribía o dibujaba, siempre buscando que cado uno fuera especial.
Hoy, a 5 meses de estar encerrado, Don Rafael, invita a los jarochos a comprarle para apoyarse económicamente y para darles un regalo único a los niños.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí