Joven denuncia presunto abuso sexual en hotel de Boca del Río

0
43

Alejandro Ávila

Boca del Río, Ver., 27 de octubre de 2020.- La joven Jimena G.T. denunció en entrevista haber sido víctima de un presunto abuso sexual por parte de personal del hotel Lois, donde ese hospedó con una amiga el pasado fin de semana.
Los hechos ocurrieron el domingo 25 de octubre, cuando su amiga salió a comprar unos cigarros al Oxxo, pero al ver que no llegaba y temerosa de la situación que se vive en la entidad veracruzana, bajó a recepción para preguntar al personal del hotel si sabían de su paradero.
Uno de los empleados, narró, se ofreció a darle apoyo para su búsqueda, la llevó por las instalaciones del hotel, pasaron por la alberca, al sauna y otros puntos, llegando finalmente a una especie de bodega, lugar donde el joven intentó meterla y la manoseo.
“Yo fui a recepción porque mi amiga se tardó un poco y pedí ayuda para ver si la habían visto salir o regresar, entonces uno de ellos se ofreció, yo lo tomé como amable, se ofreció ayudarme a buscar a mí amiga (…) subimos por las escaleras, fuimos a la aparte de la alberca que ya estaba cerrada, me llevó al sauna que no sirve prácticamente, seguimos caminando por los pasillos a oscuras y llegamos a una puerta y pregunté que qué era ahí y me dijo que una bodega, pero al momento de eso me toma de la parte de atrás y pues me arrimó su miembro y me toqueteó”, relató.
Fue justo en ese momento cuando escucharon la voz de su amiga por la escaleras y Jimena pudo escapar aprovechando el desconcierto del trabajador, tras platicar con el ama de llaves para saber el horario de atención del gerente del hotel, esta le dijo que después de las 9 horas del siguiente día.
Al día siguiente, fueron recibidas en la oficina del gerente, donde se encontraba también el ama de llaves –a quienes denuncian de nunca haberse identificado-, al escuchar su versión, negaron los hechos, les dijeron que una persona con esas características no trabaja en el hotel, y les negaron ver las cámaras de vigilancia.
Por si fuera poco, el gerente habló a elementos policiales y fueron acusadas de alterar el orden, todo con la finalidad de hacerlas ver como culpables para evitar algún cargo en contra del hotel; Jimena, dijo alterada al recordar la situación, que cinco policías subieron al cuarto y de forma agresiva intentaron abrir la puerta, por lo que asustadas, colocaron una mesa para no dejarlos pasar, hasta que las cosas se calmaron.
La joven vulnerada por el personal del hotel, dijo que después de un tiempo, fue un elemento policial quien tuvo la cordura de pedirles de favor que dieran su versión, les tomó su denuncia y esta misma será respaldada de forma oficial por su abogado en la Fiscalía General del Estado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí