Acusa la Iglesia Católica a la ONU de promover políticas para reducir nacimiento en países pobres

0
17

* A 5 meses de la despenalización del aborto en el estado, ya abrió la primera clínica abortiva en el puerto de Veracruz.

Irineo Pérez Melo

Xalapa, Ver., 23 de enero de 2022.- La Iglesia Católica denunció que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) desde hace décadas viene promoviendo la implementación de políticas para que a través de la anticoncepción y del aborto, se reduzcan la cantidad de nacimiento, sobre todo en países pobres.
Lo anterior se desprende del comunicado dominical emitido por la Oficina de Comunicación Social de la Arquidiócesis de Xalapa, en donde da cuenta que, a cinco meses de la despenalización del aborto en Veracruz, ya apareció la primera organización internacional que lucha con la “salud sexual y reproductiva”, y abrió de manera privada una clínica abortiva en el puerto de Veracruz.
En dicho documento, signado por el presbítero José Manuel Suazo Reyes, se indica que se tuvo conocimiento de la apertura de esa primera clínica abortiva en la entidad veracruzanas el pasado 19 de enero del 2022.
Evidencia que “ya llegaron a cobrar las facturas” quienes están detrás de todo esto y que invirtieron recursos económicos para financiar a los diputados y grupos abortistas de Veracruz “para legalizar el crimen horrendo del aborto”.
“Al ambiente de muerte que ha permeado nuestro estado en estos últimos días, se agrega ahora un centro de muerte que, con la autorización oficial de varios diputados de la pasada legislatura, comenzará a asesinar vidas inocentes. El aborto además de ser un crimen horrendo, es un jugoso negocio para los promotores de la cultura de la muerte”, refiere el comunicado.
Se advierte que no existen abortos seguros ni tampoco la interrupción del embarazo, mucho menos es un derecho de la mujer, como lo señala el director médico de la Clínica Fundación Marie Stopes México, Alfonso Carrera Rivapalacios.
Explica que no existen abortos seguros, porque en una intervención quirúrgica hay alguien que morirá, en este caso un ser humano cuya vida no supera las doce semanas de edad y que no se puede defender, por lo que quien comete un aborto o lo provoca, está cometiendo un asesinato.
Tampoco se puede interrumpir el embarazo, lo que se hace es destruir a un ser humano y una vez practicado el aborto, el resultado es el asesinato de un bebé en el vientre de sus madres, el embarazo ya no se vuelve a reanudar y mucho menos es un derecho, porque se trata de un asesinato. No existe el derecho de matar a otra persona, la mujer tiene derecho sobre su cuerpo, no sobre el cuerpo de otra persona.
“Aunque quieran vender este “servicio de muerte” como un derecho de las mujeres, en realidad se trata de un negocio multimillonario para organizaciones internacionales”, se añade.
Al referirse a la Clínica Fundación Marie Stopes, se indica que es una empresa que vende anticonceptivos, servicios de planificación familiar y abortos en todo el mundo.
“Por la información que ofrece esta empresa, ellos mismo pueden practicar el aborto en sus clínicas o si la persona no puede pagar los servicios de hospitalización, ellos mismos venden los productos y la asesoría para que la persona se vaya su casa y se practique un aborto clandestino. ¿Es eso seguro? ¿Piensan de verdad en el bien de la mujer o sólo les interesa las ganancias económicas?”, se añade.
Además, alude que Marie Stopes International opera en 37 países. Es una empresa que tiene más de 9000 miembros o asociados en el mundo. Ahora tiene una nueva clínica de muerte en Veracruz con el permiso de las propias autoridades. Con esta clínica de muerte aumentarán los asesinatos en Veracruz. Lamentamos profundamente que la cultura de muerte sea un distintivo en nuestro estado, se señala por último.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí