Prosa aprisa… Arturo Reyes Isidoro

0
12

* Machuchones, señor Gobernador; rodéese de machuchones

Xalapa, Ver., 07 de febrero de 2022.- El 28 de enero pasado, el gobernador Cuitláhuac García Jiménez presumió que tiene sus propios asesores legales y en derechos humanos.

Su revelación la hizo luego de que la dirigencia estatal de Movimiento Ciudadano le hizo llegar un borrador de iniciativa para derogar el delito de ultrajes a la autoridad.

Se vio bien que dijera, además, que había recibido el borrador y que atendería la recomendación de la Comisión Nacional de Derechos Humanos “en sus términos”.

Luego de lo que dijo ayer en una conferencia de prensa, creo que es hora de que le dé las gracias a esos asesores, dicho así porque se lee y escucha muy feo, violento, que se diga que los debe correr a patadas o con una patada por el trasero.

Ayer quedó demostrado que lo asesoran mal. Hicieron decir al gobernador que si se deroga el delito de ultrajes a la autoridad saldrían en libertad cuarenta jefes de plaza de la delincuencia organizada.

Cuando lo escuché y cuando leí lo que había declarado me quedé perplejo: ¿de modo que la fiscal general del Estado, Verónica Hernández Giadáns, cayó en la terrible irresponsabilidad de no poner a esos delincuentes ante la Fiscalía General de la República (FGR)?

Creo que cualquier estudiante de Derecho o pasante sabe bien que si son miembros de la delincuencia organizada y jefes de plaza, entonces la que debió haber conocido de los casos de esos 40 presuntos delincuentes era la FGR.

Que si agredieron con armas a los policías, es más que obvio que esos malandros no disparan con chinampinas (para las nuevas generaciones: eran unos pequeños petardos, inofensivos, con los que jugaban los niños de mediados del siglo pasado), ni con pistolas de juguete, de agua, sino con armas de alto poder, esto es, portan armas de uso exclusivo del Ejército, también competencia de la FGR.

Caemos entonces en la cuenta de que, por lo que dijo el señor gobernador, sabiendo que son miembros de la delincuencia organizada están presos acusados solo por haberles hecho ¡bu! a los policías (ultrajes a la autoridad), quienes por ello sufrieron “daños psicológicos” (el invento de la casa), y la fiscal los puso a disposición de jueces del fueron común, muchos de ellos venales, en lugar de darle vista a los fiscales federales.

¿Los sesudos asesores no le pudieron advertir al gobernador que no podía decir eso públicamente, porque acepta que su gobierno tiene presos a delincuentes de alta peligrosidad acusados solo de ultrajes a la autoridad, por lo que fácilmente, con unos cuantos cañonazos a los jueces que están en el enjuague, se irán libres cualquier día y no por causa del Movimiento por la Justicia?

¿Es que la fiscal Hernández Giadáns no le ha aclarado, no le ha explicado, no le ha dicho la verdad? ¿Si sabe que son miembros de la delincuencia organizada, por qué no los ha puesto a disposición de la FGR? ¿Por qué no le ha dicho al gobernador que los jueces de control federales son más rigoristas y no a modo, como los de Pacho Viejo, y que son ellos los que deben conocer y llevar los casos?

El gobernador está en todo su derecho de defenderse, pero se advierte que quienes le escriben sus posicionamientos no tienen argumentos sólidos que le pongan para que los diga, y que quienes lo asesoran también la “chafean”. El señor gobernador necesita, utilizando el término obradorista, rodearse de machuchones, de asesores machuchones, “picudos”, interpreto, que no lo expongan más a la crítica, a los memes…

Se desahogó. Leyó un texto y declaró. Hizo una serie de señalamientos contra Dante, contra Fidel, contra Duarte, contra Miguel, contra Indira, contra Pepe, dijo generalidades, pero, al menos ante los chicos de la prensa, no presentó pruebas, solo su dicho. Volvió a repetir que existen 200 denuncias ante el ORFIS y la Fiscalía General del Estado contra exfuncionarios, de gobiernos anteriores, pero tampoco, una vez más, citó un solo caso de alguno de ellos en la cárcel y sentenciado con pruebas sólidas.

Y, ¿alguien se dio cuenta?, al final no dijo si siempre sí se va a derogar el delito de ultrajes a la autoridad, si su iniciativa, en efecto, es la misma gata, pero revolcada, ni, en caso afirmativo, cuándo se hará la derogación. Tampoco dijo qué con los otros 993 detenidos, si nos atenemos a las cifras de la fiscal, o los 2360, según cifras de abogados, que se supone, según su declaración, que no tendrían que ver con o formar parte de la delincuencia organizada.

Por lo pronto, dejó el conejo de ultrajes a la autoridad vivo, golpeado, pero corriendo, saltando entre la nieve que se ha acumulado en el Cofre de Perote, ante la expectativa de una horda de cazadores naranja, azules, rojos, amarillos, con su jauría al acecho, persiguiéndolo y esperando capturarlo.

El señor gobernador se le fue a la yugular a los movimientistas y los puso como dicen que Dios puso al perico. No los bajó de cínicos, hipócritas, corruptos, incongruentes, mentirosos, políticos viejos, “¡ay nanita!”, les dijo que están más devaluados que una tortilla, aunque, eso sí, ya luego expresó: “pero tenemos que ser respetuosos” (¡que sí no!) y que no va a distraerse en “politiquerías escénicas y ficticias”.

No señor. No imite con ese tipo de descalificativos al presidente, no caiga en un nivel que no es el suyo. Usted es universitario, educado en Europa. A sus adversarios políticos pégueles con guantes blancos y de seda. Dicen que duelen más (la verdad, a mí nunca me han pegado con guantes blancos y de seda). Y, no se ve ni se siente, pero la bola de nieve está presente y viene rodando por la pendiente.

La grey católica de Xalapa está de plácemes

La mañana de este martes, en una ceremonia especial, como corresponde a su investidura, monseñor Jorge Carlos Patrón Wong tomará posesión como nuevo arzobispo de la Arquidiócesis de Xalapa. Se prevé que la ceremonia sea tutelada por el presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano, arzobispo Rogelio Cabrera López, así como por un representante del Vaticano.

El prelado inició actividades desde el domingo, pero será hasta ahora cuando quede investido oficialmente con la dignidad que le concedió el papa Francisco. Desde su llegada no ha parado y todas sus actividades han sido cubiertas y difundidas, con un gran profesionalismo, por el vocero de la Arquidiócesis, presbítero José Manuel Suazo Reyes.

El pasado 10 de diciembre me ocupé de su persona y de su nombramiento. Transcribo algunos fragmentos.

Vieja amistad

Lo que poco se sabe y pocos saben es que la nueva máxima autoridad eclesiástica con sede en la capital del estado tiene una amistad con el Papa que viene desde los inicios de la primera década de este siglo, cuando de 2003 a 2008 fue nombrado presidente de la Organización de Seminarios Mexicanos (OSMEX) y del 2004 al 2009 presidente de la Organización de Seminarios de Latinoamérica (OSLAM). Para entonces, Jorge Mario Bergoglio (hoy papa Francisco), era cardenal presbítero en su natal Argentina.

El 13 de marzo de 2013 el cónclave del Vaticano eligió a Bergoglio como nuevo Papa y seis meses después el nuevo Pontífice ascendió a Patrón Wong a arzobispo, quien era entonces Obispo Coadjutor de la Diócesis de Papantla, y lo llamó a estar cerca de él en Ciudad del Vaticano como nuevo Secretario para los Seminarios, de la Congregación para el Clero. En noviembre de ese mismo año Su Santidad lo nombró Miembro de la Congregación para la Educación Católica, al año siguiente lo ascendió como Consultor de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, y en septiembre de 2015 lo designó Consejero de la Pontificia Comisión para América Latina.

Será el verdadero representante del Papa en México

Por eso entre el alto clero de la capital de Veracruz hay quienes opinan que no se debe perder de vista al prelado nativo de Mérida, Yucatán (nació el 3 de enero de 1958), y recomiendan hacer una lectura profunda sobre su designación, pues opinan que abandonar un alto cargo al lado del sucesor de San Pedro debió haber sido por una encomienda muy especial que se le hizo, y hay quienes interpretan que en realidad él será el verdadero representante personal del Santo Padre, con un poder por encima incluso de los propios Cardenales mexicanos.

Quienes saben de los meandros de la Iglesia católica opinan que el nuevo arzobispo de Xalapa será el portavoz del Papa ante el clero mexicano conjuntamente con quien sea designado como Nuncio Apostólico (Franco Coppola dejó el cargo el mes pasado –en noviembre– para ir con la misma dignidad a Bélgica), por la cercanía y amistad que tienen, porque cuenta con todos los afectos y confianzas del Sumo Pontífice.

Precisa: será portavoz del sentir de su pueblo

Ayer, en su primera conferencia de prensa, dejó claro que está dispuesto a dialogar “con la autoridad que sea”, pero fue muy preciso: dijo estar dispuesto a escuchar a quienes tienen el poder en Veracruz, pero que si hay alguna diferencia se hará “portavoz del sentir de un pueblo”, que llevará en su corazón “lo que diga la feligresía”, o sea, ya precisó de lado de quiénes estará.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí